Jueves, 01 Octubre 2020

I Iglesia México

Perseverar en las medidas sanitarias en mayo, pide arzobispo titular de la Pastoral de Salud en México

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Tulancingo, Hidalgo.- El arzobispo de Tulancingo y titular de la Dimensión Episcopal de la Pastoral de la Salud, Domingo Díaz Martínez, enfatizó la importancia de que la población en México persevere en las medidas de distanciamiento social sugeridas por las autoridades sanitarias el resto de abril y mayo: "La prioridad es cuidarnos entre todos", aseveró.

"Quiero motivar a la gente que cuidemos la vida; la vida nuestra y de los demás. Debe seguir aplicándose la estrategia de quedarnos en casa. No salgamos", compartió.

El arzobispo recordó que las autoridades de salud del gobierno federal han pronosticado que las próximas semanas serán difíciles para la población y las instituciones debido a la curva de contagios esperada. Por ello continuó su llamado para no salir de casa mínimo durante las semanas, de recta final de abril y mayo; sin embargo, no desestimó que pudieran existir nuevas indicaciones: "Debemos estar atentos a lo que nos dicten las autoridades sanitarias, en caso de que apliquen otras medidas durante esta pandemia".

Díaz Martínez confía en que una vez pasada la emergencia y que se levanten las medidas extraordinarias por la pandemia, la sociedad deberá adecuarse para reanudar labores en todas las áreas de necesidad humana  y además será momento para que se conozcan las causas de la pandemia: "Más adelante debemos darnos a la tarea de reanudar las labores en diferentes esferas y no podemos quedarnos viviendo la vida, sin saber el origen de la aparición del COVID-19".

Sin embargo, pidió a la población a enfocarse en que la prioridad en este momento es cuidar la vida de todos:

"Tenemos que sumarnos por favor, todos a seguir cuidándonos", puntualizó.

Indicó que en este esfuerzo los religiosos han predicado con el ejemplo: "Los sacerdotes están resguardados cada uno en su casa parroquial y desde ahí hacen oración y celebran Eucaristía".

"Queremos que toda la población esté bien, que nos quedemos en casa para disminuir los riesgos de contagio", concluyó.