Jueves, 21 Octubre 2021

I Iglesia México

Lamentable, situación de desempleo y subempleo en México: arzobispo

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Morelia, Michoacán.- A escasos días de conmemorarse el Día del Trabajo, el arzobispo de Morelia y vicepresidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Carlos Garfias Merlos, recordó la importancia de la actividad laboral en la dignificación del ser humano y lamentó que México viva una extensa situación de desempleo y subempleo cuya crisis puede agudizarse debido a la pandemia por COVID-19.

“El trabajo dignifica a las personas y las pone en condiciones de contribuir al bien común. Por ello, requiere realizarse en las mejores condiciones para favorecer a los trabajadores que lo realizan y fomentar sus derechos. En el día del trabajo es necesario que se impulsen las condiciones para que los trabajadores tengan las mejores circunstancias laborales que los dignifiquen y les respeten sus derechos laborales, de manera que ellos puedan aportar de la mejor forma posible al bienestar social al mismo tiempo que procurar el bien de las empresas”.

Garfias explica que en las circunstancias de la pandemia es necesario que tanto trabajadores como empresarios tomen medidas de seguridad y salubridad para evitar la propagación del COVID-19, tanto en sus áreas de trabajo como en su vida familiar y social cotidiana.

Sin embargo, lamentó las situaciones de desempleo y subempleo persistentes en México; y reflexionó que, de incrementarse debido a la pandemia por coronavirus, “contribuye a aumentar la descomposición social como factor de la violencia e inseguridad que padecemos”.

“Seguimos llamando a todos para que confluyan los esfuerzos tanto de las autoridades como de los empresarios y de los mismos trabajadores para abatir las situaciones de riesgo para los trabajadores, lo que tendrá como efecto condiciones más favorables para la paz, la seguridad económica, laboral, familiar y social”.

En el diálogo virtual sostenido con los periodistas, el arzobispo Garfias también se refirió al próximo ‘Día del niño’ a celebrarse el 30 de abril: “Es una oportunidad para que todos centremos nuestra atención en la situación de los niños y nos comprometamos a ofrecer a los niños amor y dedicación, buscando alternativas para ellos”.

Garfias insistió que, durante el confinamiento por la pandemia de coronavirus, los padres y familiares cercanos deben ofrecer comunicación y formación a los menores de edad, recomendó que los adultos hablen con claridad sobre el COVID-19 a los niños para reducir el estrés y el miedo de vivir esta situación.

“Quedarse en casa y no tener contacto social probablemente sea una situación estresante para los niños de cualquier edad, así que los adultos necesitan dar algunos mecanismos a los niños para que lidien con la situación”.